Energy e+


Durante los fríos días de invierno, tener un buen sistema de calefacción se convierte en un requisito imprescindible para poder disfrutar del confort de nuestros hogares. Lograrlo con la máxima eficiencia, seguridad y ahorro está a nuestro alcance, gracias a las ventajas que proporciona Repsol Energy e+.
En invierno, una de las preocupaciones más apremiantes es lograr convertir nuestra casa en una pequeña “fortaleza” frente a las bajas temperaturas del exterior. Para ello son fundamentales dos condiciones: un buen sistema de calefacción y unas adecuadas condiciones de aislamiento que permitan retener ese calor. De esta forma obtendremos la máxima eficiencia energética. 

Calefacción eficaz
Repsol tiene la solución para cumplir con el primer requisito, ya que pone a tu disposición Energy e+, un sistema de calefacción que ofrece comodidad, seguridad, cuidado medioambiental y ahorro. Se trata de una formula de gasóleo C patentada por la compañía que proporciona múltiples ventajas a sus usuarios: cuenta con un asesoramiento gratuito, y la ventaja de una instalación sencilla y económica, ya que no exige normas especiales ni red previa de canalización, no requiere cuotas de enganche, ni precisa alquiler de contadores. Además, su amplia red —con más 2.000 puntos de distribución en la Península y Baleares— garantiza un suministro constante a salvo de cualquier eventualidad, incluyendo un servicio exprés de entrega en 6 horas para pedidos urgentes. 
Una vez instalado, Repsol Energy e+ logra un elevado rendimiento, cercano al 100%, gracias al paquete de aditivos que contiene; éste impide la acumulación de suciedad en forma de partículas insolubles en quemadores, filtros y líneas de alimentación del combustible, manteniendo la caldera en las mismas condiciones del primer día. De esa manera, se logra no sólo un mayor aprovechamiento del gasóleo, sino un menor gasto en el mantenimiento de las instalaciones. 
También ofrece una mayor seguridad respecto a otros combustibles, ya que cuenta con un punto de inflamación más elevado que el de otros. Asimismo, su menor contenido de azufre y su alta eficiencia por cada litro, suponen una aportación a la protección medioambiental a tener en cuenta. 

Cómo conservar el calor en el hogar
El segundo requisito imprescindible para hacer de tu vivienda un hogar confortable es, además de la calefacción, contar con unas adecuadas condiciones de aislamiento que eviten que ese calor generado se malgaste escapando hacia el exterior. Si se hace bien, podemos ahorrarnos hasta un 30% en el coste total de la factura. Por ello, debemos fijar nuestra atención en las principales vías de escape del calor: las ventanas. Éstas deben contar con un doble acristalamiento ya que, además de reducir el ruido procedente del exterior, permiten una buena conservación del calor en el interior. Si además instalas juntas o burletes tanto en puertas como en ventanas, el aislamiento será mucho más hermético. 
También resulta de ayuda contar con cortina gruesa y cerrar las persianas por la noche. Respecto a éstas últimas, conviene examinar las cajas en las que se enrollan para ver si están adecuadamente selladas, ya que si tienen alguna vía de escape, el aire podría filtrarse al exterior con mayor facilidad. Pero lo más importante es dejarlas cerrarlas por la noche, ya que evitarás que el calor se escape más rápidamente. Por el contrario, es recomendable subirlas durante el día y descorrer las cortinas, para permitir que la entrada de luz natural contribuya al calentamiento de la casa. Tampoco podemos olvidarnos de airear el interior de la vivienda con cierta frecuencia; diez minutos son suficientes para la ventilación adecuada de una habitación, aunque para ello deberás escoger el momento del día en el que menos frío haga en el exterior.

Con todo, si combinas un uso eficiente de los dispositivos de cerramiento de tu hogar con el sistema de calefacción Repsol Energy e+, no pasarás frío este invierno. Aprovecha para instalarlo, en el caso de que no lo hayas hecho ya, y lograrás que en estos días que quedan de la estación más fría del año tu hogar se convierta en un lugar más confortable y sostenible.